Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Planeta Sareb

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Altamira implanta un sistema de mantenimiento integral para todos los activos de Sareb

Adjudica a Ferrovial Servicios estas labores tras un proceso competitivo

Altamira ha dado un paso más para asegurar el correcto mantenimiento de la cartera de activos de Sareb, que comenzó a gestionar en 2015. La empresa ha adjudicado a Ferrovial Servicios el mantenimiento (preventivo, correctivo y técnico legal) de los inmuebles de Sareb, así como la adecuación, reparación y repaso de los mismos.

Ferrovial Servicios ha resultado adjudicatario después de un proceso competitivo al que se ha invitado a proveedores de primer nivel. La compañía realizará, a un precio fijo y bajo la supervisión y gestión de Altamira, los trabajos para mantener la citada cartera en condiciones. El objetivo es que se garantice en todo momento que los inmuebles se encuentran libres de riesgos para evitar daños a terceros, así como llevar a cabo las acciones necesarias para evitar que pierdan valor.

Las actuaciones derivadas de los planes de mantenimiento individualizados que se elaborarán para los inmuebles se ejecutarán a cargo del precio fijo del contrato, cuyo coste soporta Sareb. También aquellas que respondan a requerimientos municipales, daños producidos por terceros o daños meteorológicos, entre otros. Cabe destacar que se realizarán visitas periódicas de comprobación a los activos en función del plan general de mantenimiento de Altamira y de los criterios técnicos de Sareb. Sólo quedan fuera del precio fijo del contrato las actuaciones de mantenimiento correctivo y las adecuaciones de activos para su comercialización o alquiler.

Además, en el contrato se ha incluido la planificación de visitas a los inmuebles, en las cuales se podrán detectar posibles ocupaciones irregulares teniendo en cuenta el mapa de riesgo elaborado por Sareb. La toma de datos posibilitará también la valoración de adecuaciones para la venta o alquiler de los inmuebles.

El contrato se encuentra en plena fase de implantación, estimada en 3 meses, y ha sido considerado por Altamira como un proyecto corporativo dada su importancia.

Fin del contenido principal

  • Inicio del contenido